UPP Pediatría

Tag Archives: UPP

Monográfico: úlceras por presión en pediatría

grafico

¡Habemus monográfico!

Tras varios meses de trabajo, y algún contratiempo, por fin os podemos anunciar que está publicado el “Monográfico: úlceras por presión en pediatría”.

Este documento es fruto del interés de ulceras.net, y en especial de su coordinador Andrés, al cual agradecemos esta oportunidad de colaboración.

Este grupo de trabajo está especialmente interesado en la difusión de la información que genera sobre heridas pediátricas. Las úlceras por presión en pediatría son un apartado especialmente sensible, del que hay poca bibliografía, textos y estudios sobre los que consultar por parte de los profesionales sanitarios.

Deseamos que este monográfico sirva de ayuda y referencia a aquellos que están interesados en profundizar mas en el conocimiento de las UPP en pediatría.

Nos gustaría que nos hicierais llegar aquellas preguntas, dudas, cuestiones y aportaciones sobre el tema que deseéis a través de los comentarios a este post.

Por último dar la enhorabuena a Pablo, Cristina, Evelin, Carlos, Angy, José Antonio, Luis, y todos los que han aportado su granito de arena, por haber hecho posible que vea la luz este monográfico.

Upppediatria.org

grupo científico

Primer Congreso de Heridas para Enfermería en Argentina. “Úlceras: ni una más”.

13908882_287392788319013_8624611903545953350_o

 

13908882_287392788319013_8624611903545953350_o

Este año se acumulan en la agenda eventos importantes que tienen que ver con la enfermería, las heridas y la prevención de úlceras por presión, también en el ámbito pediátrico.

Por desgracia, su cercanía en tiempo y lejanía en localización, hacen imposible que podamos acudir a todos ellos.

Os informamos de que en el marco del 1° Congreso de Heridas para Enfermería en Argentina se realizará la 4ª Campaña Nacional de Prevención de UPP los días 11 y 12 de Noviembre del 2016 en  la ciudad de Buenos Aires, donde se hablarán de múltiples temas relacionados con las heridas.

Este evento bajo el lema “ÚLCERAS: NI UNA MÁS” ha sido organizado por el COMITÉ EXPERTOS: ENFERMEROS EN CUIDADOS DE UPP Y HERIDAS (CEECUPPYH) – FAE y, como ya hicieran el año pasado, también hablarán sobre el cuidado en pediatría, entre otros temas:

-¿Hay evidencia científica en Pediatría?

-Valoración y Cuidado de la piel en el niño con Berlin Heart.

-Epidermólisis Ampollar.

Esperamos que si podéis acudir a alguno de estos dos eventos, podáis contarnos qué opinión os merece, así como informarnos a todos los interesados sobre la actualidad en el mundo de las heridas en pediatría.

Desde el grupo solo nos queda agradecer y apoyar este tipo de eventos por la inmensa función que realizan en la  difusión de los cuidados en pediatría.

Y haciendo eco a una de nuestras máximas: ¡NINGÚN NIÑO CON UPP!

Dr. Pablo García-Molina

D. José Antonio León Mangado

Editores upppediatria.org


La historia de una incubadora low cost y su colchón anti úlceras por presión.

19. Final project   In3

 

Hace unos días leíamos una entrada en el blog de enfermerapp sobre la oportunidad de colaborar, como personal sanitario, en proyectos de diseño de herramientas que luego usaremos en el trabajo.

No siempre se tiene esa ocasión, a veces surge por casualidad, o porque los” intereses” y la serendipia se encuentran en internet o vaya usted a saber cómo.

Teníamos ganas de contaros una pequeña historia de la que estamos particularmente satisfechos e incluso orgullosos.

Alejandro Escario es un ingeniero que decidió apostar por un proyecto muy particular e interesante.

En lo que se llaman los países económicamente desarrollados se da por hecho muchas cosas y tenemos acceso a materiales que son difícilmente imaginables en otras partes del mundo.

Alejandro decidió diseñar una incubadora “low cost” que pudiese ser de fácil creación, montaje en el país de origen y que diera el mejor servicio a los niños prematuros nacidos en países en vías de desarrollo económico.

El nombre de ese proyecto de incubadora es In3

Alejandro como coordinador e ideologo, y el resto del equipo que forma parte de este proyecto, tenían muy bien pensados un montón de aspectos de cómo generar por impresión 3D piezas de la incubadora, que tipo de electrónica iba a ser necesaria, como sería el embalaje para el transporte y un sinfín de detalles.

Era necesario este nivel de diseño, pues la intención es que cada organización sanitaria pudiera fabricar su propia incubadora con los materiales de su país. A través de los planos facilitados por el equipo del proyecto In3 y su asesoramiento se podrían fabricar las incubadoras, solo siendo necesario adquirir algunos componentes electrónicos a un precio muy asequible.

En el año 2015, en el 12º Congreso Mundial de Medicina Perinatal, celebrado en Madrid tuvimos la ocasión de conocer a Alejandro y uno de los prototipos de la incubadora. Sin embargo, no pudimos dejar de observar un detalle, quizás pequeño para personas ajenas al mundo de la neonatología y era… ¿dónde iban a descansar los niños?

En este primer encuentro le sugerimos que era necesario contar con un colchón que cumpliera una serie de características. En el segundo encuentro ya estábamos  dentro del equipo del proyecto y nos pusimos manos  a la obra. Aportamos la idea un colchón anti úlceras por presión y anti plagiocefalia (con su nombre técnico de Superficie Especial del Manejo de la Presión -SEMP-), que cumpliera un mínimo de prestaciones:

  1. Que redistribuya la presión producida por el cuerpo del neonato.
  2. Que mantenga la temperatura del neonato.
  3. Que sea seguro y no produzca reacciones con el funcionamiento de la incubadora.
  4. Que fuera de fácil fabricación, embalaje y envío.
  5. Que su precio fuera asequible a todos los bolsillos.

Para alcanzar estas prestaciones es esencial que exista una colaboración estrecha entre los profesionales sanitarios clínicos, la Universidad y las empresas del sector. Miembros del grupo científico upppediatria.org se encuentran de lleno en el proyecto y esperan pronto poder ofrecernos nuevas noticias sobre las SEMP diseñadas para el proyecto In3.

 

Estudios de úlceras por presión. ¿Incluimos a niños y neonatos?

UPP categoría IV en zona parietal de neonato ingresado en UCIN.

En la gran mayoría de estudios epidemiológicos sobre úlceras por presión nosocomiales, los investigadores no han incluido ni a los neonatos ni a los niños ingresados, así como tampoco a las personas ingresadas en psiquiatría u obstetricia.

En la mayoría de ocasiones estar ingresados en estas unidades se considera como un criterio de exclusión del estudio. Los motivos de esta separación no suelen ser explicados y si lo son, normalmente, se debe a que se identifica a esta población como poco susceptible de padecer alguna UPP.

Este tipo de visión es precisamente contra la que este grupo científico se posiciona. Es decir, en la actualidad sabemos que la población pediátrica sí tiene riesgo y padece UPP cuando están ingresados, e incluso con una mayor prevalencia que en alguna unidad de adultos.

Por este motivo llama la atención un estudio -aceptado en Febrero del 2016 en la revista “International Journal of Nursing Studies”- publicado en una de las principales revistas de enfermería, que sí ha decidido incluir a la población pediátrica de todas las edades en los cortes de prevalencia mensuales.

El estudio se titula “Measuring hospital-acquired pressure injuries: a surveillance programme for monitoring performance improvement and estimating annual prevalence”. Sus autores Andrew Jull, Elaine McCall, Matt Chappell y Sam Tobin realizaron el estudio de evolución histórica de prevalencias entre 2012 y 2015.

En este periodo de 3 años observaron 770 UPP en todas las edades, de las cuáles 115 (15%) se produjeron en la población pediátrica. A pesar de que la muestra en pediatría estuvo sobreestimada (como refieren en sus limitaciones), es una cifra lo suficientemente alarmante para pensar que la población pediátrica debería estar incluida de forma sistemática en todos los estudios de prevalencia de los hospitales. Como también demuestra la evolución de las cifras de prevalencia por edades. De este modo, casi 2 niños (entre 0 y 14 años) de cada 10 niños presentaron, al menos una UPP (de cualquier categoría). Cifra superior a las encontrada en la población entre 15 y 44 años, que solo presentaron 1 persona de cada 10 ingresadas. En el artículo se puede observar una gráfica donde se representa claramente esta tendencia: los extremos de edad son los que más UPP padecen (neonatos, niños pequeños y ancianos).

UPP categoría IV en zona parietal de neonato ingresado en UCIN.

UPP categoría IV en zona parietal de neonato ingresado en UCIN. Autor: Dr. Pablo García-Molina (Creative Commons3.0)

 

Por tanto, y a la luz de este estudio, podemos afirmar que es necesario que la población pediátrica sea incluida en los estudios epidemiológicos sobre UPP nosocomiales. Las Comisiones de UPP de los hospitales deberían reconocer este hecho e incluirlos en su estudio, así como incluir también a un profesional de pediatría (enfermera especialista en pediatría por ejemplo) dentro de su organigrama.

Solo a través de estos estudios epidemiológicos y la inclusión de profesionales sanitarios de pediatría dentro de las Comisiones o grupos de UPP hospitalarios se podrá atajar uno de los problemas invisibles que afectan a los niños ingresados, las UPP nosocomiales.

Dr. Pablo García-Molina

Autor del post/Editor UPPPEDIATRIA.org

Jose Antonio León Mangado

Revisor del post/Editor UPPPEDIATRIA.org

 

 

¿Braden Q o Glamorgan? ¿Qué escala prefieres?

Autor: Pablo García-Molina

¿La mejor escala de valoración de riesgo de UPP (EVRUPP) existe para pediatría? Si fuera por cuestión de gustos, seguramente sería aquella que fuera fácil de usar por expertas e inexpertas, que llevara poco tiempo aplicarla, que hubiera demostrado que sirve para lo que fue hecha y que estuviera validada en mi país. Además debería presentar unos valores clinicométricos potentes que me aseguraran que voy a detectar a aquellos niños/as con mayor riesgo de UPP.

En un reciente estudio de Willock -autora de la escala Glamorgan- que todavía se encuentra “en prensa” -aunque ha sido aceptado-, en la revista Journal Tissue Viability, ha comparado en una misma población dos EVRUPP para pediatría y neonatología. Por supuesto, son las dos más conocidas la Braden Q y la suya propia.

Autor: Dr. Pablo García-Molina

Autor: Dr. Pablo García-Molina

 

El estudio se denomina “A comparison of the performance of the Braden Q and the Glamorgan paediatric pressure ulcer risk assessment scales in general and intensive care paediatric and neonatal units”. En él, ella y su equipo hacen una defensa del uso de las EVRUPP para identificar los niños hospitalizados en riesgo, pero sobretodo para realizar estrategias de intervención preventiva y poder comparar los resultados en salud entre diferentes estudios y hospitales.

El estudio se realizó utilizando la información de 513 niños en dos hospitales, uno jordano y otro australiano. Las principales conclusiones que las autoras defienden son:

  1. Si lo que nos interesa es elegir una escala por la evaluación de su capacidad predictiva, entonces nos daría lo mismo escoger la Braden Q o la suya.
  2. La escala Glamorgan es más fácil de usar que la escala Braden Q, ya que es preferida por los niños (esta sección es una opinión propia, pues en el estudio no se valoró de forma rigurosa).
  3. Ambas escalas son igual de útiles en UCIN y UCIP, pero laBraden Q ha demostrado mejores resultados en las unidades de hospitalización.

Más allá de la escala que más nos guste, podemos identificar que el estudio realizado muestra limitaciones importantes. Partiendo de la base que ambos hospitales se encuentran en países con formas de trabajar muy diferentes.

Es necesario realizar estudios más controlados para poder lanzar recomendaciones de prioridad sobre el uso de una u otra escala. Los estudios comparativos y multicéntricos deberían realizarse, al menos, entre países con contextos sanitarios similares.

Por tanto, y a la luz de los datos ofrecidos poco se puede decir respecto al uso de las escalas. Las autoras tan solo nos dicen que debemos utilizar las EVRUPP -y en eso estoy totalmente de acuerdo- y que dentro de las disponibles en pediatría y neonatalogía, deberían utilizarse la Glamorgan, Braden Q o la NSRAS. Y las preferencias de las autoras, en este orden por supuesto… No hay nada mejor que publicar sobre la escala que tú misma has creado. Lectura crítica pero positiva del estudio.

RSS UPP Pediatría

Suscríbete a UPP Pediatría

GNEAUPP

Archivos

septiembre 2017
L M X J V S D
« may    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

Categorías