Prevención de UPP en pediatría usando nuevas SEMP moldeables. Foto: Sundancesolutions.com

Prevención de UPP en pediatría usando nuevas SEMP moldeables. Foto: Sundancesolutions.com

Nuevo estudio de implementación holística (liderado por enfermeras especialistas clínicas) para reducir la presencia de úlceras por presión/UPP en los niños y niñas ingresadas en hospitales de los Estados Unidos de América.

La aplicación de una estrategia proactiva facilita la realización de planes de cuidados dedicados a reducir la presencia de UPP en las unidades pediátricas y neonatales.

Esta ha sido la conclusión que el equipo de investigación pudo extraer del estudio de serie de prevalencias realizadas en un hospital pediátrico de tercer nivel con 232 camas, donde se incluyeron a los recién nacidos ingresados.

La estrategia proactiva diseñada a raíz de los estudios del doctor W. Edwards Deming fue “Plan, hacer, evaluar, acción”.

Donde primero se realizaría una identificación del problema de las UPP pediátricas, se marcarían objetivos medibles, se desarrollarían nuevos procesos para alcanzar los objetivos y por último se diseñaría el plan de acción.

Para conseguirlo también tuvieron que crear un Equipo de Trabajo llamado “Skin Integrity Taskforce/Pressure Ulcer Prevention (SIT PUP)”. Este grupo de profesionales estaba formado por múltiples profesionales, desde la enfermera (como pieza clave), pasando por los pediatras y los cirujanos plásticos.

Cabe destacar que este estudio nos habla de una estrategia implementada desde el 2009 hasta 2014. En donde no solo entra la realización de estudios epidemiológicos, si no también la adquisición de nuevos materiales preventivos (cabe destacar las nuevas SEMP fluidificadas estáticas -foto-, y el uso de apósitos para redistribuir presión en las traqueostomías) para todos los niños que los necesitaran, así como de acciones de formación (para usar bien los nuevos materiales preventivos adquiridos, así como a saber evaluar el riesgo de los niños) a todas y todos los profesionales implicados en el cuidado de los niños y niñas ingresados.

Los resultados son claros, existiendo una reducción significativa de UPP de 3,3 por 1000 pacientes-día (2010) hasta 1,7 UPP por cada 1000 pacientes-día (2014). Si nos fijáramos en la gravedad también observaríamos esta reducción, tras la implementación de la estrategia preventiva.

Si quieres saber más sobre este estudio solo debes seguir el enlace y tener permisos de descarga:

Peterson J, Adlard K, Walti BI, Hayakawa J, McClean E, Feidner SC. Clinical Nurse Specialist Collaboration to Recognize, Prevent, and Treat Pediatric Pressure Ulcers. Clinical nurse specialist CNS. 2015 Sep-Oct;29(5):276-82. PubMed PMID: 26258836. Epub 2015/08/11. eng.

Pablo García-Molina

Editor UPPPEDIATRIA.org