UPP Pediatría

Category Archives: Seguridad clínica

Primer estudio multicéntrico de incidencia de Úlceras por Presión en neonatos hospitalizados en España.

 

 

Hola de nuevo compañeros/as:

Estamos de enhorabuena y porque no decirlo muy contentos y entusiasmados. Y es que en este año 2018 aunque no nos hemos prodigado mucho en la publicación de entradas en el blog, nuestro equipo científico se ha estado moviendo por diferentes proyectos que han consumido mucho tiempo a nuestra habitual divulgación de contenidos.

Pero hoy no es un día para justificarnos con explicaciones peregrinas, hoy es un día de alegría. Una alegría que hacemos extensible a toda la comunidad científica y asistencial que nos sigue con interés, todos y todas las que estáis preocupadas por el riesgo que tienen nuestros niños de padecer úlceras por presión u otras heridas crónicas.

El pasado mes de Junio la revista «International Wound Journal» publicó un artículo que se titulaba «Pressure ulcers’ incidence, preventive measures, and risk factors in neonatal intensive care and intermediate care units». Este artículo está firmado por un equipo de personas que seguro os suenan de esta página web: Pablo García‐Molina,  Evelin Balaguer‐López, Francisco Pedro García‐Fernández, María de los Ángeles Ferrera‐Fernández,  José María Blasco y José Verdú.

A continuación os mostramos el resumen comentado en castellano del artículo que os recomendamos leáis completo si queréis realizar algún estudio similar.

RESUMEN

Los estudios epidemiológicos sobre las úlceras por presión (UPP) en los niños hospitalizados son escasos. España carece de estudios de investigación exhaustivos que proporcionen datos sobre la prevalencia o incidencia en esta población. Este trabajo fue desarrollado para determinar la incidencia de UPP en niños hospitalizados ingresados ​​en unidades de cuidados intensivos e intermedios, junto con factores de riesgo relevantes y medidas preventivas

Comentario: Hace poco, en la revista GEROKOMOS pudimos observar un estudio pero de prevalencia y dirigido a las Lesiones Relacionadas con la Dependencia (LRD) donde se incluían las UPP. 


Se realizó un estudio prospectivo para evaluar la incidencia de UPP en neonatos. Los factores de riesgo y las medidas preventivas se evaluaron mediante un modelo de regresión logística multivariante. Se incluyó una muestra de 268 bebés. La incidencia acumulada de UPP fue del 12,70% (intervalo de confianza del 95%, IC95% = [8,95% -17,28%]). La incidencia acumulada en las unidades de cuidados intermedios fue del 1,90% (IC95% = [0,39% -5,45%]), mientras que fue del 28,18% (IC95% = [20,02% -37,56%]) en las unidades de cuidados intensivos. Las PU se clasificaron como categoría I, 57,10%; categoría II, 31.70%; y categoría III, 11.10%.

Comentario: En pocas palabras significa que en los 6 hospitales participantes más de 1 de cada 10 ingresados tuvieron al menos una úlcera por presión. Si nos fijamos solo en Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) la cifra subiría a casi 3 de cada 10 neonatos ingresados. La buena noticia, por decir algo, es que la mayoría de las UPP fueron categoría I, y que no se registraron UPP de categoría IV.


Figura 1. Neonato con VMNI. Fuente: C. Rodríguez.

 

El análisis multivariado encontró los siguientes factores de riesgo: puntuaciones bajas en la escala de valoración de riesgo  e-NSRAS (Riesgo relativo (RR) 0,80; IC95% = [0,66-0,97]), el uso de ventilación mecánica no invasiva (VMNI) (RR 12.24; IC95% = [4.02-37.32]) y la duración de la estancia (RR 1.08; IC95% = [1.02-1.15]), lo que sugiere un impacto directo de estos factores en el desarrollo de las UPP. El método canguro influyó en la prevención de las UPP (RR 0,26; IC95% = [0,09-0,71]).

Comentario: La escala e-NSRAS es una herramienta muy útil para prevenir UPP en neonatos. Sobretodo en aquellos neonatos con dispositivos clínicos como la VMNI.  Los que son portadores de VMNI tienen 12 veces más riesgo de UPP (de ahí que nuestro equipo haya creado un proyecto de DOCUMENTO DE CONSENSO sobre prevención de UPP en portadores de VMNI). Pero además la estancia hospitalaria es otro factor de riesgo importante que demuestra que «como en casa no nos cuida nadie». Pero si tengo que estar en el hospital mejor estar encima de mis padres (métodocanguro).


Los bebés ingresados ​​en unidades de cuidados intermedios sufrieron también UPP. En el caso de las unidades de cuidados intensivos, la incidencia fue aún mayor. El riesgo aumenta con la duración de la estancia, mientras que la presencia de dispositivos clínicos, particularmente ventilación mecánica no invasiva, es la principal relación causal.

Comentario: Es necesario seguir investigando sobre los factores de riesgo de UPP en población pediátrica. Este tipo de estudios ha evidenciado que incluso en cuidados intermedios existen riesgos de UPP y que hemos de estar atentos como profesionales de la salud responsables de la seguridad de nuestros pequeños/as pacientes. 

A lo largo de esta parte del año os iremos informando respecto a los nuevos hallazgos encontrados en este y otros estudios relacionados. Poco a poco desde España se están realizando estudios sobre UPP y otras heridas en Neonatos que pueden dilucidar nuevos métodos de prevención y tratamiento.

Figura 2. Modelo de utilidad patentado por MC. Rodríguez. Imágenes cedidas por la autora/inventora.

 

Saludos y nos seguimos viendo y leyendo por aquí.

Dr. Pablo García Molina (autor/editor)

2017, las enfermeras especialistas en pediatría reducen las UPP.

Como no podía ser de otra forma, antes de final de año nuestro equipo se quiere despedir de la mejor forma posible, con noticias muy positivas.

El título de esta entrada nos sugiere un concepto que debería ser esencial para ofrecer los mejores cuidados a los niños en riesgo de padecer UPP o que ya las padecen.

Pero no solo UPP también hablamos de todas las lesiones relacionadas con la dependencia (LRD), pues la gran mayoría de niños en riesgo suelen ser niños con un nivel mayor de dependencia que la fisiológica para su edad. Hacemos referencia a los niños hospitalizados o con diversidad funcional, especialmente aquellos que tienen una falta de movilidad notoria.

Una Enfermera especialista en pediatría es la que tiene las competencias para prevenir las LRD en esta edad. Tal y como refiere S. Bernárdez Carracedo en su artículo «Mejor unidos: pediatra y enfermera especializada»: la enfermera pediátrica  puede: «Valorar de forma integral y contextualizada al recién nacido, al niño, al adolescente y a su familia, detectando cualquier anomalía y posibles déficits en sus necesidades, elaborando juicios clínicos profesionales, planificando las intervenciones y resolviendo de forma autónoma los problemas identificados y/o derivando a otro profesional.»

Soluciones a medida. Fuente: Dr. Pablo García-Molina

Pero hoy además os traemos una buena noticia como última entrada del año y como resumen del camino que es necesario tomar. Esa buena noticia no es otra que la publicación de una tesis doctoral con título «The Impact of Nursing Interventions on Pediatric Pressure Injuries» cuya autora Charleen Deo Singh defendió y publicó en mayo de 2017 en la Universidad de Walden (Estados Unidos de Norteamérica). A continuación mostramos un resumen de este trabajo que le permitió adquirir el título de Doctora en Filosofía en Ciencias de la Salud.

Read more ...

VI Jornada Mundial de Prevención de UPP en todas las edades

Otro año más nos acercamos a uno de los días más especiales para este grupo científico.

Este día es el 16 de noviembre del 2017. Día en el que se celebra la VI Jornada Mundial de Prevención de Úlceras Por Presión (UPP).

Este año la campaña promocionada por el GNEAUPP tiene como protagonistas a los niños. Hasta ahora las campañas se han centrado en la edad adulta y más anciana, pero este año el GNEAUPP ha apostado por hacerse una de las preguntas que todos deberíamos hacernos.

¿Y si quien sufre una UPP fuera tu HIJO?

Cartel de la campaña. Fuente: GNEAUPP.es

«Entonces movería cielo y tierra para impedir que mi hijo tuviera una lesión producida por su estado de salud.»

«Movilizaría a los mejores profesionales para que le curaran y no permitiría que nadie que no supiera le tocara».

«Iría a hablar con los profesionales que lo han permitido y les pediría explicaciones. Los denunciaría donde hiciera falta…»

 

Estos son algunos de los mensajes que alumnos y alumnas del Grado de Enfermería de la Universitat de València han manifestado cuando se les ha preguntado si su hijo/a o sobrino/a tuvieran una UPP o estuvieran en riesgo de sufrirlas.

Cada vez más tenemos conciencia de que los/las niños/as también están en riesgo de UPP.

Incluso los niños que no están hospitalizados pueden estar en riesgo dependiendo del nivel de diversidad funcional que muestren.

Es por este motivo que la campaña no solo debe ir dirigida a la atención hospitalaria, sino que debe ir dirigida a todos los ámbitos donde se practican cuidados de la salud: domicilio, centros de día, residenciales, etc.

Nuevas colaboraciones: UPPPEDIATRIA.org y ULCERAS.net

El grupo científico UPPPEDIATRIA.org se une a esta campaña fortaleciendo más si cabe los lazos con otras sociedades científicas que también luchan para evitar la presencia de UPP en cualquier persona, tenga la edad que tenga.

Aunque ya llevamos tiempo trabajando codo con codo, hemos esperado hasta esta campaña para poder anunciar esta relación, que permitirá seguir promocionando los mejores cuidados de la piel prestados a nuestros niños y niñas.

Desde el grupo nos congratulamos en poder participar con este grupo científico en una de sus MONOGRAFÍAS a la que podrás acceder desde el enlace insertado en la imagen.

 

Muchas gracias a todos y todas por seguir a este grupo científico cuyo máximo interés es aumentar la calidad de los cuidados en niños y niñas con riesgo de lesiones o que ya las padecen.

Pablo García-Molina
Evelin Balaguer-López
Editores UPPPEDIATRIA.org

 

 

 

 

 

 

Estudio en Jordania de prevalencia de úlceras por presión en pediatría

Sin prisa pero sin pausa conseguimos escribir una entrada mas en la web upppediatria.org

No os desesperéis porque siempre existen noticias sobre el manejo de heridas agudas y crónicas en pediatría, y nuestro compromiso es «detectar toda la información y transmitirla intentando no sesgar ni limitar los resultados de los diferentes estudios.» 

UPP categoría I producida por sensor de pulsioximetría. Autor: Pablo García-Molina

UPP categoría I producida por sensor de pulsioximetría. Autor: Pablo García-Molina

Hoy queremos hablaros sobre un nuevo estudio de prevalencia publicado en la revista Journal Tissue Viability este año 2017 y titulado «The prevalence of pressure ulcers in the paediatric population».

El estudio llevado a cabo por  las enfermeras Laila Habiballah y Ahmad Tubaishat se realizó en dos hospitales jordanos. La muestra estuvo compuesta por sesenta y seis pacientes pediátricos desde la edad de un día hasta 18 años de edad.

El método utilizado fue el de un corte de prevalencia en aquellos niños que cumplieron con los criterios de inclusión. Fue el investigador principal quien se encargó de evaluar la presencia o no de las úlceras por presión (UPP).

Para clasificar las UPP se usó el sistema de la del Panel Asesor Europeo de Úlceras de Presión (EPUAP) para identificar cada úlcera identificada.

jordania_banderaEn los resultados del estudio se identificaron 16 UPP en 11 niños (la mayoría niños varones y con menos de 12 meses de vida), siendo la prevalencia del 6,6%. Las autoras también ofrecen datos de la prevalencia sin contar las UPP categoría I (prevalencia descendió al 2,4%). Sin embargo y como defiende el autor de esta entrada, es necesario contar la prevalencia de todas las categorías de UPP existentes, porque si no se indican, los resultados pueden llevar al engaño del lector y subestimar los resultados.

Todos los niños, excepto uno, estaban ingresados en UCI y la mayoría de las UPP fueron de categoría I (63,6%) -no encontraron ninguna UPP categoría IV- y causadas por dispositivos clínicos (63,6%), tal y como la bibliografía científica sobre el tema refiere (Más del 50% de las UPP en pediatría son causadas por dispositivos clínicos).  Por este motivo y debido, sobretodo al uso de la Ventilación mecánica no invasiva (VMNI), la cara fue la localización más frecuente de UPP (54,5%), seguida por el occipucio (18.2%).

Además encontraron una asociación estadísticamente significativa entre la presencia de UPP y la duración de la estancia de ingreso (p <0.02). Sin embargo esta relación encontrada por las autoras debe tomarse con cautela precisamente por su carácter transversal. Además y tal y como refieren las autoras en su discusión, no recogieron datos relativos a las medidas preventivas por lo que sería difícil poder comparar sus resultados con los de otros estudios.

twitter upppediatria.orgPues sí queridos amigos y amigas, al parecer las UPP en pediatría existen, ya sea en formato prevalencia o incidencia o con el diseño de estudio que queramos implementar. Sin embargo seguimos observando que en los diferentes congresos de cuidados en pediatría o en los congresos de heridas en general, su estudio y divulgación todavía es escaso y con poco protagonismo.  Por tanto y si quieres seguir informándote sobre este tema, solo debes seguirnos por la web o entrar en twitter o linkedln.

Seguimos informando…

Dr. Pablo García-Molina
Editor upppediatria.org

Análisis de las UPP en pediatría como indicador de calidad enfermera en los hospitales de Estados Unidos de América

Este año parece que nos hemos puesto las pilas con los estudios de prevalencia e incidencia de UPP en pediatría y neonatología. Ahora son las doctoras Ivy Razmus y Sandra Bergquist-Beringer quienes han realizado un análisis completo de la frecuencia de evaluación de riesgo de úlcera de presión en pacientes pediátricos y el uso de medidas preventivas de úlceras de presión en general, según el tipo de unidad de hospitalización.

Realizaron para ello un análisis descriptivo retrospectivo secundario de datos presentados a la Base de datos Nacional de Indicadores de Calidad de Enfermería (NDNQI®) 3 de los 4 trimestres de 2012. Los datos pertinentes fueron extraídos de la información sobre el riesgo de úlcera por presión de 271 hospitales en los Estados Unidos de América. Estos incluyeron la valoración del riesgo de úlcera por presión en el ingreso así como el tiempo transcurrido desde la última evaluación del riesgo de úlcera por presión.

Flag_of_the_United_States.svg

Fuente: De Dbenbenn, Zscout370, Jacobolus, Indolences, Technion. commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=318418

Por su parte, los datos extraídos sobre la prevención de úlceras por presión incluyeron la evaluación de la piel, el uso de la superficie de redistribución de la presión (SEMP), el reposicionamiento rutinario, el apoyo nutricional y el manejo de la humedad.

La muestra incluyó a 39 .984 pacientes desde el nacimiento hasta los 18 años de edad en 678 unidades de cuidados intensivos pediátricos (pediatría general, unidades de cuidados intensivos pediátricos, unidades de cuidados intensivos neonatales, unidades pediátricas de rehabilitación y unidades de rehabilitación pediátrica).

Los datos que nos adelantan en el resumen de su estudio «Pressure Injury Prevalence and the Rate of Hospital-Acquired Pressure Injury Among Pediatric Patients in Acute Care», establecen una prevalencia de UPP del 1,1%. Las tasas de UPP fueron más altas entre los niños de 9 a 18 años (1,6%) y de 5 a 8 años (1,4%) y las más bajas entre los pacientes de 1 a 30 días de edad (0,72%). Por tipo de unidad, la prevalencia de UPP fue más alta entre los pacientes en unidades de cuidados críticas, siendo menor en cuidados intermedios. Más de la mitad de las UPP fueron categoría I o II, siendo el resto lesiones profundas y lesiones no estadiables.

Además las mismas autoras en este mismo año 2017 también han publicado parte del análisis del mismo estudio en otra revista. El estudio titulado «Pressure Ulcer Risk and Prevention Practices in Pediatric Patients: A Secondary Analysis of Data from the National Database of Nursing Quality Indicators®» analiza las intervenciones preventivas más utilizadas en la población pediátrica. Las autoras nos informan de que el uso de las EVRUPP cada vez es más frecuente entre las enfermeras de pediatría y neonatología, sin embargo el uso de las escalas no se acompaña de la asignación de materiales o intervenciones de prevención.

Ambos artículos mantienen el sesgo principal de ser un diseño retrospectivo, por lo que sus resultados siempre deben estar sujetos a una interpretación meticulosa, no pudiendo generalizar sus resultados. No sabemos si todos los profesionales de enfermería registraron todas las UPP existentes en los niños y niñas ingresados en sus hospitales. Sin embargo, gracias a este tipo de estudios podemos realizar comparaciones entre estudios con el mismo diseño. Para ello sería necesario generar un Conjunto Mínimo Básico de Datos (CMBD) donde aparecieran las UPP como una complicación en el ingreso de los pacientes pediátricos y neonatales, tal y como lo presenta el NDNQI®.

Lecturas recomendadas:

El cuidado pediátrico en la Guía de Práctica Clínica EPUAP, NPUAP y PPPIA.

Estudios de úlceras por presión. ¿Incluimos a niños y neonatos?

Dr. Pablo García Molina
Autor del post y editor upppediatria.org
D. Jose Antonio León Mangado
Revisor del post y editor upppediatria.org

 

 

RSS UPP Pediatría

Suscríbete a UPP Pediatría

GNEAUPP

Archivos

junio 2019
L M X J V S D
« Feb    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Categorías