UPP Pediatría

Category Archives: prevención_UPP

STOP ÚLCERAS POR PRESIÓN/LESIONES POR PRESIÓN EN PEDIATRÍA. AÑO 2020.

Marta Bargos Munàrriz

Y es que no nos hemos olvidado de seguir trabajando en pro de reducir las úlceras por presión en pediatría. Tal vez, los proyectos donde estamos enfrascados, son lo que nos impide divulgar en nuestra web los principales resultados en otros apartados también de gran interés. Pero hoy va a ser un día diferente. Hoy, gracias a nuestra compañera Marta Bargos Munárriz, tenemos una nueva entrada. Marta es enfermera especialista en pediatría y trabaja en la UCI Pediátrica del Hospital Universitario Regional de Málaga. Es experta en la prevención de úlceras/lesiones por presión y así lo atestigua la gran investigación llevada a cabo en su propia UCIP. Una investigación que dirige a nivel mundial sobre los cuidados enfermeros que se deben realizar a todos los niños y niñas ingresados en UCIP. Sin más dilación os dejo con ella. Vamos a aprender.

En esta 9º Jornada Mundial de Prevención de Úlceras por Presión de sensibilización os compartimos un artículo de prevención recién publicado en Journal of Tissue Viability. Bargos-Munárriz, M., Bermúdez-Pérez, M., Martínez-Alonso, A. M., García-Molina, P., & Orts-Cortés, M. I. (2020). Prevention of pressure injuries in critically ill children: A preliminary evaluation. Journal of Tissue Viability. 29(4).2020, Pages 310-318.

Este estudio nace de la inquietud por mejorar la calidad de los cuidados que prestamos a los más pequeños desde el Grupo de Trabajo de Pediatría/Neonatología de la Comisión para la Prevención y el Tratamiento de las Úlceras por Presión y Heridas de los Hospitales Universitarios Regional y Virgen de la Victoria de Málaga.

El estudio en cuestión ya obtuvo un segundo premio a la mejor comunicación de enfermería en el 34 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Cuidados Intensivos Pediátricos (2019).

Cuenta con un diseño cuasi experimental antes-después con periodos de seis meses y es una primera evaluación, tras el diseño y la implantación, de un protocolo basado en evidencias de prevención llevado a cabo en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (UCIP) ubicada en el Hospital Materno Infantil del Complejo Hospitalario Regional Universitario de Málaga desde el otoño de 2017. Esta unidad atiende a la población infantil de toda la provincia de Málaga y es centro de referencia regional, nacional e internacional.

En nuestra unidad ingresan pacientes con patologías tanto médicas como quirúrgicas, con edades desde los 7 días o menos, principalmente porque precisen cirugía cardiovascular extracorpórea o terapia de ECMO, hasta los 14 años y excepcionalmente con más edad.

Se seleccionaron para el estudio, a los niños de ambos sexos, hasta los 14 años, ingresados por más de 48 h, clasificados en riesgo según una escala validada, e-NSRAS y Braden Q, obteniéndose la muestra por muestreo consecutivo durante los periodos de evaluación.

Nuestro principal objetivo fue evaluar la estrategia implementada para reducir la incidencia y gravedad de las lesiones por presión relacionadas con el posicionamiento (PRPI) que afectan a los pacientes pediátricos en una unidad de cuidados críticos. Dejando las lesiones por presión relacionadas con dispositivos médicos para estudios posteriores.

Como objetivo secundario, se buscó evaluar el cumplimiento de las recomendaciones de la estrategia preventiva realizada por el equipo enfermero

El paquete de cuidados adoptado se centró en:

1. Evaluación de la piel (de la cabeza a los pies durante los procedimientos de limpieza o cuidado).

2. Hidratación de la piel (aplicación de ácidos grasos hiperoxigenados AGHO y cremas barrera).

3. Reposicionamiento (reposicionamiento completo o solo de la cabeza según las circunstancias clínicas y mantener los talones fuera la superficie de la cama).

4. La limitación de la elevación de la cabecera de la cama a 30 °.

Colocación del cabecera a <30º. Fuente: Pablo García-Molina.

5. La asignación de Superficie Especial del Manejo de la Presión/SEMP (utilizando un algoritmo estandarizado) y el alivio de presión localizado.

Superficie Especial del Manejo de la Presión reactiva con motor de baja presión constante. Fuente: Pablo García-Molina.

De los participantes de ambos grupos de estudio se recogieron gran cantidad de variables sociodemográficas y clínicas como variables de control.

Los indicadores de resultado medidos fueron: la incidencia de pacientes con LPP relacionadas con la posición de apoyo del paciente, el número, la localización, la categoría y el número de días padeciendo estas lesiones.

En la adherencia se monitorizaron los siguientes indicadores de proceso: inspección de la piel y aplicación de AGHO al menos dos veces al día; la aplicación de cremas barrera al menos una vez al día; los cambios posturales o cambios de posición de la cabeza 8 veces al día; la utilización o no de los dispositivos de alivio localizado de la presión y diariamente, la colocación de los cabeceros a 300, los talones elevados y la utilización de las SEMP.

Se revisaron las historias clínicas de 266 pacientes hasta 14 años hospitalizados durante más de 48 h (131 en el grupo control y 135 en el grupo intervención), de los cuales 50 niños cumplieron los criterios de selección en el grupo control y 60 en el grupo intervención, sumando 1895 días de hospitalización analizados.

Los 110 niños de la muestra estaban igualmente representados por género; El 79,08% tenían entre 0 y 36 meses, el 50,90% eran de ascendencia española y la estancia media fue de 17,22 días, extendiéndose a 28 días o más en el 17,3% de la muestra. Los diagnósticos de ingreso primario mostraron bajo riesgo de muerte según PRISM III (media 8,49 SD 7,08), siendo los más frecuentes la insuficiencia respiratoria aguda (39,09%) y la cirugía cardiovascular extracorpórea postoperatoria (27,27%). En cuanto al riesgo de desarrollar lesiones por presión, las puntuaciones medias alcanzadas fueron 12,61 (SD 0,84) para los neonatos con e-NSRAS y 13,94 (SD 2,50) para el resto de los grupos de edad con la escala Braden Q. En cuanto a la farmacología, se utilizaron fármacos vasoactivos en el 60,90% de los casos con una media de 6,20 días (SD 10,78). El soporte mecánico invasivo fue el más utilizado (91,81%) con una media de 8,81 días (SD 10,12) y se requirió decúbito prono para mejorar la ventilación en el 18,18% de los casos. En cuanto a la nutrición, el 91,81% de los pacientes ingresados ​​estuvieron en ayunas durante una media de 2,27 días (SD 2,09) mientras que la dieta restringida representó el 90% de los casos durante una media de 8,10 días (SD 11,61)

La incidencia acumulada en individuos con riesgo de desarrollar lesiones fue del 16% durante el período de control [IC95: 8,33% -28,51%] y del 13,33% en el período de intervención [IC95: 6,91% a 24,16%] lo que significó una diferencia del 2,67% o un 16,68 % de reducción. Los niños con hospitalización prolongada (≥28d) son una pequeña minoría en la UCIP, pero representan un gran porcentaje de días de ocupación, y tienen una elevada morbilidad y mortalidad y un alto consumo de recursos. En el grupo de pacientes con hospitalización prolongada la incidencia fue del 55,55% [IC95: 26,66% -81,12%] en el período de control y del 20% [IC95: 5,66% a 50,98,0%] en el período de intervención, lo que resultó en una diferencia de 35,55% o una reducción del 64%.

La aplicación de las medidas de prevención (care bundles) redujo la aparición de lesiones por presión un 16,68%. Siendo que las categorías III y IV se redujeron un 100% en el grupo intervención.

Marta Bargos Muñarriz

Y en cuanto a la gravedad de las PRPI: las categorías III y IV del grupo control se redujeron un 100%, hubo una reducción del 21,43% en el número de lesiones, un 66,99%, en el número de días con lesiones y una reducción del 75% en los pacientes pluriulcerados.

El grupo de edad más afectado fue el de los menores de 36 meses con el 68,75% de las lesiones. Lógicamente la cabeza fue la ubicación anatómica más lesionada, 56%.

Se analizaron los factores de riesgo clínicos y demográficos asociados a la aparición de PRPI. Así, se obtuvieron medidas de asociación OR encontrándose por encima de 1 para muchas de las variables identificadas como factores de riesgo en otros estudios anteriores. Con el paquete de medidas preventivas puesto en marcha, los factores de riesgo identificados en el grupo control dejan de tener significación estadística en la probabilidad de padecer PRPI durante el periodo intervención excepto en la utilización de la ventilación mecánica invasiva y en la utilización de la posición decúbito prono. Este último factor de riesgo obtuvo la mayor asociación de OR

El mayor cumplimiento de las recomendaciones de prevención de acuerdo con los estándares marcados se observó en los indicadores de: evaluación de la piel (93%), aplicación de AGHO (85,50%) y uso de SEMP (71,57%).

Nuestro estudio es el primer estudio que recopila datos sobre la eficacia de los AGHO en pediatría como parte de un paquete de atención preventiva aportando la frecuencia de aplicación y la adherencia del personal.

Marta Bargos Muñarriz

El monitoreo de la atención implica medir los indicadores del proceso para arrojar luz sobre la prestación de la atención, lo que genera retroalimentación para mejorar nuestra práctica. Los niños con hospitalización prolongada son lógicamente más vulnerables al riesgo, y este subconjunto de pacientes fue el mejor identificado y el grupo que más se benefició del paquete de atención preventiva implementado en nuestra unidad.

Autora de la entrada: Marta Bargos Munárriz

Nido! de Nido innova. Sistema de contención y estimulación sensorial para recién nacidos prematuros

Con esta publicación empezamos un ciclo de entrevistas a personas que nos pueden ilustrar sobre los avances existentes en cuidados de la piel en la población pediátrica y neonatal.

Nos hace mucha ilusión poder mostraros la primera de ellas realizada a una diseñadora, cuyo dispositivo no os dejará indiferentes.

Eva Díaz Mecchia, Ingeniera en Diseño Industrial, diseñó Nido! cuando era todavía estudiante de Grado. Haciendo equipo con Miguel García, por entonces coordinador de enfermería del área de investigación, y María José Troyanos, coordinadora de la Unidad Neonatal del Hospital San Joan de Dèu de Barcelona.

Desde hace ya un par de años, la Sociedad Española de Enfermería Neonatal, el grupo científico UPPpediatria, junto la propia diseñadora, colaboran para poder medir la efectividad de Nido! a nivel clínico. Y que mejor forma de hacerlo que en colaboración con nuestras compañeras, las enfermeras neonatales Mari Carmen Rodriguez y María Carmen Barberá del Hospital Clínico Universitario de Valencia. Pero bueno, tras ponerlo todo en contexto, os dejamos la entrevista, esperando que sea de vuestro interés y que nos dejéis vuestras preguntas y apreciaciones en los comentarios al final de la misma.

¿Cómo surgió la idea de crear Nido!?

La idea surgió en 2016, yo estaba en cuarto curso del grado en Ingeniería en Diseño industrial y tenía que desarrollar mi proyecto final de carrera. Elegí el sector salud, ya que quería terminar mis estudios desarrollando un proyecto “mas social”. A través de la universidad (Elisava, Escuela Superior de Diseño e Ingeniería de Barcelona), pude contactar con el Hospital Sant Joan de Déu, para poder hablar con ellos y descubrir en qué áreas del Hospital podían necesitar apoyo en diseño y desarrollo de producto. Tras hablar con varios profesionales, conocí a Miguel García, profesional en el área neonatal del Hospital. Miguel no solo me trasmitió que en neonatos había temas interesantes en los que trabajar,  como la creación de un producto tipo nido, para lo prematuros de las Unidades de Cuidados intensivos Neonatales (UCIN), sino que supo comunicarme y emocionarme desde el minuto uno con la inmensidad del mundo del prematuro. Dicho esto, y a partir de investigación y muchas reuniones en el Hospital con Miguel, empecé a hacer los primeros bocetos con la intención de desarrollar un nido mejorado, basando su diseño en solucionar las problemáticas que me trasmitían las enfermeras y que tenían que afrontar cada día:  el desarrollo manual de nidos de contención y de piezas de posicionamiento para el correcto desarrollo de los prematuros, sumado a todos los problemas que conlleva ser un bebé prematuro.

Al entrar por primera vez en una UCI neonatal, sentí que el proyecto no se podía quedar en un trabajo fin de grado (TFG), en una propuesta gráfica o bien en un prototipo casero y que tenía que ir un poco mas allá. Por ello decidí sacar el proyecto de la Universidad y llevarlo a mundo real, fabricándolo para poder probarlo en diferentes UCIN, de diferentes hospitales y escuchar realmente qué opinaban los profesionales y como podía ayudarles para crear un buen producto para ellos y para los neonatos.

¿Cuál es la principal función de Nido!?

Proporcionar un contención, un correcto posicionamiento y control postural al prematuro, facilitando el trabajo del equipo profesional y  reduciendo los tiempos de trabajo. El proyecto de Nido Innova no solo busca crear un buen producto, que mejore lo comentado anteriormente, sino que busca ser un sistema que una las diferentes metodologías de trabajo de los profesionales a través un producto.

¿Han aparecido otras funcionalidades tras su creación?

Sí, han ido apareciendo otras funcionalidades, entre las últimas: el producto es totalmente desmontable y esto mejora: el acceso al bebé y su manipulación, la rapidez en casos de urgencias y la limpieza del producto. Otra funcionalidad reciente, consiste en que se puede ajustar la dimensión del nido, consiguiendo en el mismo producto diferentes tallas.

Desde el grupo científico Uppediatría estamos comprometidos con el cuidado de la piel de la población pediátrica. ¿Puede Nido! mejorar el cuidado de la piel de los neonatos?

Sí, podría mejorar. Esto es posible gracias a la calidad de los materiales que se han empleado para la fabricación de Nido!: textiles y espumas viscoelásticas de la empresa CQF, que disponen de una gama de productos sanitarios destinados a la prevención de úlceras por presión.

Eva Díaz a la derecha mostrando NIDO Innova.

¿Revisasteis otros productos parecidos que ya estuviesen en el mercado o que se estuviesen usando en unidades neonatales?

Sí, se hizo un estudio de marcado de los productos que intentaban imitar los nidos convencionales de toallas y sábanas que se hacen actualmente en las UCI neonatales, pero por diversos motivos, actualmente no se utilizan en los hospitales españoles. Este ha sido uno de los factores que desde le principio del proyecto ha hecho que se le diera mucha importancia a que se involucrasen los profesionales sanitarios en la fase del diseño del producto.

¿Cómo ha sido el proceso previo de elaboración de NIDO!, diseño, materiales, manejabilidad, etc.?

Ha sido un proceso largo e intenso. Se han hecho muchas pruebas de diseño, se han rediseñado las formas, la modularidad y el sistema de manipulación a través de muchos prototipos para validar la ergonomía del producto,  el acceso al neonato y la correcta selección de los materiales. Siempre teniendo en cuenta que nos encontramos en un  espacio delicado: las UCI neonatales y las incubadoras, un entorno donde la manipulación se ve dificultada y las situaciones pueden ser estresantes y complicadas. Todo este proceso de pruebas y rediseño ha llevado al producto a evolucionar de una forma muy práctica y finalmente satisfactoria.

En este proceso, ¿con qué profesionales sanitarios os asesorasteis? ¿Seguís con el proceso de asesoramiento?

En el proyecto han participado profesionales de diversas áreas de conocimiento: Enfermeros expertos en el área neonatal, médicos, profesionales del mundo del diseño e la ingeniería, fabricantes de productos de descanso y sanitario, especialistas en confección y patronaje, expertos en materiales, empresarios y especialistas en innovación.  Seguimos con el proceso de asesoramiento para cerrar lo mejor posible el ciclo del proyecto. Un especial gracias a los expertos en neonatología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, los cuales han sido la base del proyecto de Nido Innova y su producto final Nido!.

¿Lo habéis probado ya en unidades neonatales?

Nido! se ha probado en diferentes hospitales de Barcelona, entre ellos: El Hospital Sant Joan de Déu, el Hospital General Universitari de Catalunya y en la maternidad del hospital Clínic. En estos hospitales se desarrollaron estudios observacionales y se recogió un feedback importante que hizo que el proyecto evolucionara y llegara a tener el aspecto que presenta actualmente. Todo ello para próximamente ejecutar, con la última versión del Nido!, las pruebas del ensayo clínico que se ha diseñado en la Facultat de enfermería y Podología de la Universitat de València y en el Hospital Universitari de València.  Estoy tremendamente agradecida por el interés y el compromiso por parte del equipo que está llevando a cabo el estudio y las pruebas en Valencia.

¿Cómo ha sido la acogida entre los profesionales sanitarios a los que va dirigido?

Siempre hay opiniones diversas, más si cabe, en un tema donde se emplean diferentes metodologías de trabajo, pero creo que supimos absorber bien las críticas de los primeros prototipos, hechas por los profesionales sanitarios, buscando trasformar los comentarios en mejoras interesantes, y consiguiendo que las opiniones de la última versión de Nido! hayan sido muy positivas.

¿Tenéis previsto algún método de feedback para posibles mejoras o conocer la satisfacción del usuario de NIDO Innova?

Hemos desarrollado unos formularios online, para saber que opinan los profesionales de la última versión de Nido!: https://docs.google.com/forms/d/1qDZdEEGLHByj5e0c8MijQJdgg_xzCbkP7BDs68MBqHQ/edit

¿Habéis podido presentar ya la creación? ¿La divulgación de NIDO! está siendo fácil?

Nido! se ha presentado en diferentes ocasiones, sobre todo en temas de Innovación, ya que ha sido patentado a nivel europeo. La divulgación, hasta ahora, no ha sido muy complicada, gracias a que es un producto que suele impactar. Pero tenemos previsto ampliar la divulgación cuando se finalicen las últimas pruebas.

¿NIDO! puede ser utilizado en las unidades neonatales en este periodo de pandemia?

Sí, podría ser utilizado. Es un producto que se puede desinfectar fácilmente e incluso esterilizar si fuera necesario.

¿Qué próximos pasos vais a realizar en NIDO Innova?

Nuestro objetivo a corto plazo es finalizar los estudios clínicos para llegar a cerrar el ciclo del producto y poder validar con garantías el proyecto.

Si quieres saber más sobre NIDO Innova (Superficie Especial del Manejo de la Presión) te recomendamos visites su página de facebook o en esta entrevista que también le hicieron.

Entrevista realizada por José Antonio León Mangado y Pablo García Molina para UPPpediatría

Factores de riesgo de UPP por VMNI en neonatos

¡Qué mejor forma de empezar el año 2020 que con la mejor evidencia sobre cuidados de la piel en neonatos! Máxime cuando nos viene de la mano de las primeras ganadoras del «Premio Upppediatria» al mejor estudio sobre cuidados de la piel en el VII Congreso de la SEEN celebrado en Madrid.

En esta primera entrada dejamos a este equipo de enfermeras del Hospital Clínic de Barcelona que sean quiénes nos explican en qué ha consistido su estudio. Sin más preámbulos os dejo con ellas.

Somos un grupo de enfermeras y neonatólogos del Hospital Clínic de Barcelona interesados desde hace mucho tiempo por todo lo referente a  los cuidados de la piel en el neonato. En el año 2015 empezamos a trabajar en el tema de las úlceras por presión (UPP) secundarias a ventilación mecánica no invasiva (VMNI) con un primer trabajo descriptivo basado en la incidencia de dichas úlceras.

Nuestra unidad tiene gran porcentaje de pacientes prematuros, generalmente no intubados, pero sí dependientes de Ventilación Mecánica No Invasiva (VMNI) durante un tiempo considerable. Las lesiones asociadas a la interface son muy frecuentes en los pacientes prematuros y esto despertó nuestro interés por ampliar el conocimiento en este tema, además son lesiones prevenibles y cuando aparecen  en los pacientes más inmaduros puede condicionar morbilidad durante el ingreso y secuelas funcionales y estéticas a largo plazo.

En paralelo con nuestra investigación, también hemos trabajado en actualizar los protocolos y guías de prevención y tratamiento de estas lesiones, así como de su difusión  y posterior implementación en nuestro hospital. Y con ese objetivo creamos un grupo de trabajo multidisciplinar sobre eventos adversos cutáneos.

El pasado año realizamos un estudio en nuestra unidad para identificar los factores de riesgo asociados a la aparición de UPP en prematuros menores de 34 semanas de gestación portadores de VMNI.

Nuestro objetivo fue conocer la incidencia y los factores de riesgo asociados a la aparición de UPP en pacientes prematuros menores de 34 semanas sometidos a VMNI. 

Maniquí neonato prematuro con VMNI. Cortesía Hospital ClínicBarcelona.

Se realizó un estudio prospectivo de cohortes, en el que se incluyeron todos los recién nacidos prematuros <34semanas de gestación portadores de VNI ingresados en la unidad de cuidados intensivos durante el periodo enero 2018 a febrero 2019 y se excluyeron los prematuros con patología dermatológica y/o malformaciones orofaciales. Todos los pacientes recibieron los cuidados estandarizados de VNI y prevención de UPP acorde al protocolo local. Se recogieron variables demográficas, motivo de ingreso, duración del soporte respiratorio y día de aparición de la UPP y descripción del tipo de lesión, así como de la evolución de la lesión durante los primeros 14 días de ingreso. A todos los pacientes se aplicó la escala validada NSRAS para valoración del riesgo de aparición de úlceras en neonatos.

Durante el periodo de estudio se incluyeron 75 pacientes, un 58,7% fueron niños. La edad gestacional media fue de 28,8±2,7 semanas y la media de peso 1187±462 gramos. La duración media de la VNI fue de 5,8±4,6 días, el 65,3% precisaron oxigenoterapia durante el ingreso. Durante el periodo de estudio, 23 pacientes presentaron UPP (30,7%). El promedio de días de aparición de UPP fue de 4,5±3,8 días. 15 pacientes presentaron una segunda UPP (65%) a los 7±4 días de vida. Las zonas anatómicas asociadas a UPP en toda la cohorte fueron: labio superior (52,2%), tabique nasal (34,8%), narina (8,7%) y puente nasal (4,3%). En los menores de 28 semanas, la localización más frecuente fue el tabique (50%) y el labio superior (37,5%). La media de puntuación de la escala NSRAS en los pacientes que presentaron UPP fue de 14.0±1,6. Entre los factores asociados a la aparición de UPP fueron edad gestacional OR=0,60 (0,46 – 0,79); p<0.001, la duración de la VNI OR=1,50 (1,26 – 1,78); p<0.001 y la condensación de las tubuladuras OR=3,10 (0,91 – 10,6); p=0.062.

Los resultados del estudio indicaron que a pesar de los cuidados estandarizados en el manejo de la VNI y en la prevención de UPP, uno de cada tres prematuros presentará una durante su ingreso. Es necesario desarrollar escalas de valoración del riesgo adecuadas en esta población y estrategias de mejora de los factores implicados en su aparición.

La relación de las UPP con la condensación de las tubuladuras  ha sido un hallazgo de nuestro último trabajo. Aún no podemos explicar la relación causal. Estamos investigando porque se condensa en exceso el agua en las tubuladuras y porque esto puede influir en la aparición de las UPP. Un equipo de ingenieros voluntarios que realizan su trabajo final de grado nos ayuda y es probable que la temperatura ambiental de nuestras salas y las bocas de aire jueguen un papel importante.

Diapositiva de la presentación ganadora del Premio Upppediatria.

La mejor medida de prevención de las UPP provocadas por la VMNI, probablemente sea la selección del material adecuado de las interfaces en cuanto a diseño y tamaño, el descanso regular de las zonas de mayor presión/fricción, la vigilancia constante de las zonas de más riesgo y la ayuda de los apósitos de prevención

Los siguientes pasos a realizar como equipo de investigación van encaminados a profundizar nuestro conocimiento sobre  los factores de riesgo que influyen en la aparición de las úlceras. Valorar cuáles de ellos serían prevenibles y aplicar estrategias para disminuir su incidencia. Realizar un estudio pre – post para ver como nuestras acciones mejoran la práctica clínica. Otro de los proyectos que tenemos en marcha es la impresión de una mascarilla 3D individualizada que se adapte exactamente a los rasgos faciales de un paciente prematuro (trabajo de nuestro grupo, ganador de la beca Adolfo Valls-Respisurf 2018 – en curso).

El hecho de haber conseguido este doble reconocimiento a nuestro trabajo, por parte de la  SEEN y el grupo UPPpediatria durante el congreso celebrado en Madrid el pasado 4 de octubre, ha sido un importante estímulo para poder seguir trabajando en la mejora de los cuidados de la piel de nuestros pequeños.

Entrega de primer premio Upppediatria.
Grupo de Trabajo sobre Eventos Adversos Cutáneos

Tras la entrada, desde el equipo Upppediatria solo nos queda felicitaros y animaros para sigáis en esta línea. A su vez también animamos al resto de grupos de investigación en cuidados, que hagan como estas compañeras del Hospital Clinic de Barcelona, es decir, creer que desde la investigación es donde viene el cambio en cuidados. Estad atentos a la web porque dentro de poco vendrán sorpresas y nuevos estímulos a la investigación.

Equipo Upppediatria

Premio UPPpediatría Sociedad Española Enfermería Neonatal

Una emocionante jornada se vivió en el Palacio de Congresos de IFEMA el día 4 de Octubre del 2019. Los coordinadores del grupo científico UPPpediatría concedieron el primer premio a la mejor comunicación oral en el VII Congreso de la Sociedad Española de Enfermería Neonatal (SEEN). Este es el primer premio de nuestro grupo científico dedicado al estudio sobre cuidados de la piel en los recién nacidos.

Palacio de Congresos de Madrid. Fuente: www.architonic.com

El comité científico fue el encargado de evaluar todos los trabajos presentados en formato oral o póster. Una vez evaluados, y creada una lista clasificatoria, dos miembros de UPPpediatría se encargaron de buscar la comunicación oral sobre cuidados de la piel mejor posicionada.

En esta ocasión resultó sencillo encontrar el estudio. El trabajo se encontraba en primera posición. Su título era: “Factores de riesgo asociados a la aparición de úlceras en prematuros menores de 34 semanas con ventilación no invasiva”
Y sus autoras fueron Amarant Peiró Conde, Marta Vidal Carbó, Arantxa Muñoz Castelló, Victoria Valdecoa Bilbao, Ana María Casado Morán, y Mari Carme Gracia Atienza. Todas ellas enfermeras en el servicio de neonatología del Hospital Clínic de Barcelona.

Equipo de investigación del estudio premiado con el galardón de mejor comunicación en el VII Congreso de la SEEN. Orden en la foto de izquierda a derecha: Marta Vidal, Ana Casado, Victoria Aldecoa, Arantxa Muñoz, Amaranta Peiró, Mari Carmen Gracia, Pau Díaz.

El estudio hacía hincapié en la magnitud de las úlceras por presión (UPP) asociadas a ventilación no invasiva (VNI) y la importancia de valorar y prevenir las UPP provocadas por estos dispositivos. El equipo quiso conocer la incidencia y los factores de riesgo asociados. Para ello diseñaron un estudio prospectivo de cohortes. Incluyeron a neonatos de menos de 34 semanas de edad gestacional portadores de VMNI ingresados en la UCIN durante el  año 2018.

Pudieron objetivar que todos los neonatos recibieron los mismos cuidados estandarizados en la prevención de UPP acorde a su protocolo. Dentro del mismo se encontraba la realización de la valoración del riesgo mediante la escala e-NSRAS.

En el estudio participaron 75 neonatos, cuya media de edad gestacional fue de 28,8±2,7 semanas con una media de peso de 1187±462 gramos. Prácticamente 1 de cada 3 neonatos presentaron al menos una UPP. Observando que, los factores de riesgo asociados fueron la edad gestacional, la duración de la VNI y un tercer factor que prefiero nos cuenten ellas en una entrada a nuestra web. Ya tenemos ganas de que nos expliquen las claves de su investigación y próximos pasos a seguir.

Los resultados de este estudio concuerdan con otro estudio ganador del premio GNEAUPP 2018 a la Mejor Comunicación TFG/TFM. En este caso el equipo de investigación fue del Hospital Clínico de Valencia y de la Universitat de València. La autora principal, Raquel Cubells, ya nos hizo una entrada informando sobre la investigación y que podrás encontrar en el siguiente enlace.

Entrega del 1er Premio UPPPEDIATRIA al mejor estudio presentado en formato de comunicación oral del VII Congreso de la SEEN en Madrid, 2019. Recoge representante del equipo de investigación del Hospital Clinic de Barcelona.

Con este premio se han otorgado 200 euros con la intención de estimular al equipo premiado e incentivar la investigación sobre cuidados de la piel en la población pediátrica y neonatal. En próximas ediciones, y en colaboración con la SEEN, queremos que estos premios se conviertan en una norma. El formato cambiará y se transformará en premios a los mejores proyectos de investigación. Pero eso será otra historia de la cual , si os animáis, podréis formar parte.

Por el momento disfrutemos. sobre todo las ganadoras, de un premio que solo pretende fortalecer la mejor investigación en cuidados. Gracias al equipo premiado por compartir los resultados de su investigación con la comunidad científica enfermera. ¡Ah! Y enhorabuena al Hospital Clínic por contar con este pedazo equipo.

Dr. Pablo García Molina
Editor UPPPEDIATRIA.org

Efectividad de los apósitos en la prevención de UPP en bebés portadores de VMNI

Raquel Cubells es enfermera desde junio del año 2018. Y en su corta trayectoria ya cuenta con un premio a la Mejor Comunicación TFG/TFM en el último congreso del GNEAUPP celebrado en Valencia en Octubre del 2018. En esta entrada, Raquel nos cuenta algunos detalles de la investigación que realizó y está a punto de publicar.  


La idea de hacer esta entrada surgió a raíz del trabajo de investigación que llevé a cabo junto con otros profesionales de enfermería en 2018 sobre prevención de úlceras por presión (UPP) en neonatos con ventilación mecánica no invasiva (Figura 1) , ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y Pediátricos del Hospital Clínico Universitario de Valencia.

Figura1: Niño con UPP categoría II, curado con apósito de espuma de poliretano de baja adhesividad. Fuente: Dr. Pablo García Molina

Este proyecto adquiere mucha relevancia debido al creciente número de casos que se evidencian sobre lesiones provocadas por el uso de este tipo de soporte ventilatorio en recién nacidos/as, sobre todo, en prematuros/as. Por ello, consideramos que podría contribuir en la prevención de dichas lesiones y aportar conocimientos prácticos sobre las medidas preventivas necesarias para mantener la integridad cutánea. El enfoque es meramente divulgativo para todos aquellos profesionales que deseen conocer más sobre el tema y que estén en contacto con este tipo de pacientes y para la sociedad afectada o en riesgo.

Cabe destacar, que la ventilación mecánica no invasiva (VMNI) empleada a nivel terapéutico, se ha convertido en el método de ventilación más usado en neonatos, puesto que las dificultades respiratorias constituyen la causa más común de muerte entre la población neonatal.

Sin embargo, la utilización prolongada y de forma incorrecta de esta, se asocia a la aparición de lesiones en la piel y en las membranas mucosas de las fosas nasales. Por ello, son los/as enfermeros/as quienes han desarrollado toda una serie de medidas destinadas a la protección de la piel expuesta a la presión y fricción, tales como el uso de apósitos. Más concretamente, con este proyecto se pretendía probar la efectividad del apósito hidrocoloide (Comfeel Plus Transparent) en comparación con el apósito de espuma de poliuretano (Espuma NeoSeal) (Figura 2).


Apósito hidrocoloide (Comfeel Plus Transparent) en comparación con el apósito de espuma de poliuretano (Espuma NeoSeal) Fuente: elaboración Raquel Cubells

La muestra del estudio estaba compuesta por 13 sujetos de los cuales 61,5% fueron mujeres y el restante 38,5% hombres. Se realizó la división de estos pacientes en dos grupos, donde el grupo A empleó el apósito de espuma de poliuretanoy el grupo B utilizó el apósito hidrocoloide.

Una vez realizada la formación de grupos y la valoración inicial de los/as pacientes para descartar la presencia de úlceras por presión nasales y/o faciales previas, comenzó la recogida de los datos mediante la hoja de valoración y la observación directa de los/as mismos/as de forma diaria durante el período de tiempo establecido (de abril a mayo de 2018).

Tras el análisis de los datos, se obtuvo que, del total de pacientes, un 38,5% (5 pacientes) desarrolló UPP relacionadas con la VMNI. Más específicamente, con respecto a la categoría de las lesiones, del total de neonatos con trauma nasal, un 80% presentaba UPP de grado I y un 20% de grado II. Asimismo, el 40% de las lesiones se hallaron en la columela, otro 40% en las narinas y un 20% en el ala nasal.

Para la variable de apósitos, obtuvimos que de los 6 pacientes portadores del apósito hidrocoloide, 3 neonatos desarrollaron UPP. Por el contrario, de los 7 pacientes con el de espuma de poliuretano, tan solo 2 presentaron lesión.

Además, en cuanto a los sistemas y dispositivos de VMNI, cabe destacar que la CPAP presentó mayor porcentaje de no presencia de UPP (50%) que la OAF (oxigenoterapia de alto flujo) (12,5%). Con cánulas RAM, existe un mayor porcentaje de pacientes que no han presentado lesión (87,5%) en relación a los que sí (20%). Del mismo modo, con vástagos nasales todos los neonatos han presentado UPP (40%) y con cánulas de OAF, el porcentaje de pacientes con UPP (40%) es mayor que los/as que no (12,5%).

Tras finalizar el estudio, consideramos que es fundamental la formación específica de todos los/as profesionales sanitarios/as que vayan a responsabilizarse del cuidado y la valoración de este tipo de pacientes para lograr una atención integrada y de calidad.

También se determinó que el apósito más efectivo para la prevención de UPP en los neonatos con VMNI fue la espuma de poliuretano. Por lo que, sería recomendable implantarlo en los servicios de Neonatología y Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Valencia, teniendo en cuenta la vigilancia y valoración constantes.

Por último, creemos importante llevar a cabo más estudios centrados en la investigación clínica que puedan dar solución a los problemas que causan los sistemas y dispositivos de VMNI, puesto que los resultados evidencian que con prevención y/o cuidados eficaces se conseguiría reducir el número de pacientes con UPP. Para poder obtener mayor información sobre el estudio, podremos ofrecérosla en breve gracias a su publicación en la revista oficial del GNEAUPP.

Autora entrada: Raquel Cubells (Enfermera)

RSS UPP Pediatría

Suscríbete a UPP Pediatría

GNEAUPP

Archivos

octubre 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Categorías