Para empezar la semana de la mejor forma, seguimos reivindicando el cuidado excelente de los niños y niñas hospitalizados o que se encuentran en su domicilio. por este motivo, el grupo científico UPPPEDIATRIA.org también se une a la iniciativa, «Paremos las UPP: STOP». El día 19 de Noviembre se celebra la Jornada Mundial sobre la prevención de este efecto adverso de los cuidados. Y aunque sabemos que en adultos se pueden evitar el 98% de las UPP, en el mundo pediátrico somos capaces de reducirlas en un 85%. Aunque para conseguirlo es necesario, antes que nada, visualizar el problema y saber que existe.

STOP_UPP

f492998944

Niño de 10 años ingresado por crisis epiléptica. Fuente: imagen cedida por el niño y la familia. Pablo García-Molina

Con este logo que pronto añadiremos en nuestra página principal queremos dar visión a un problema que se pensaba que solo padecían los adultos y ancianos. Nada más lejos de la realidad a la luz de los datos y las imágenes. La siguiente imagen ha sido cedida por el mismo niño de la foto -ahora adulto- para que sirva de sensibilización ante este problema. En su caso las UPP que sufrió le provocaron un aumento en la estancia hospitalaria, debido al aumento del riesgo de infección. En esta fotografía tenía 10 años y nadie se quería imaginar qué le había pasado. Se ofrecieron múltiples explicaciones, pero la realidad solo era una: no estábamos preparados para prevenir las UPP. Nuestro equipo no tuvo campañas de sensibilización y aprendimos a prevenirlas bajo el sufrimiento de otros niños/as y nuestra desazón ante su presencia. Con este relato queremos dar a entender que toda UPP es prevenible en su aparición o gravedad. Y que solo con un excelente trabajo en equipo de enfermeras (como líderes), pediatras, auxiliares de enfermería, fisioterapeutas, psicólogas y trabajadores sociales podemos alcanzar la cifra de «ZERO UPP».

Pablo García-Molina

Editor UPPPEDIATRIA.org